INICIO

Montañismo

Rutas Argentinas

ARCHIVO DE FOTOS

Filosofía Teología general Teología Palotina

Ir al índice de artículos disponibles

Feliz día de la Patria

 

Patria es mucho: es nuestra tierra, nuestra historia, nuestro pasado y nuestro porvenir.

Patria son nuestros cerros, nuestras estepas, nuestros bosques y nuestras aguas.

Patria son también nuestros muertos. Nuestra tierra es sagrada porque guarda las reliquias de aquellos a quienes hemos amado y nos han precedido en el viaje final.

Patria es todo eso. Y mucho más.

Porque patria son también  nuestros indios que viven entre adobes miserables, esperando que se haga un poco de justicia frente a los despojos a los que se han visto sometidos desde hace tantos años.

Patria son nuestros pobres, los desposeídos, los que ya no tienen ni siquiera una esperanza para lanzar hacia adelante.

Patria son nuestros maestros rurales, metidos entre vientos y cordillera, enseñando tanto con tan poco que se les da.

Patria son nuestros médicos, especialmente esos de los hospitales, que cobran migajas y se juegan la vida por la gente que llega a ellos.

Patria son los científicos, los pensadores, los gendarmes, los peones de campo que la yugan día a día.

Patria son los camioneros, las enfermeras, los que construyen casas o rutas. Los que trabajan en cualquier cosa a lo largo y a lo ancho de nuestras fronteras.

Patria somos nosotros, la gente. No sólo la bandera. No sólo la escarapela. No sólo el himno.

Somos la gente.

Porque de nada sirve emocionarnos un 9 de julio, frente a nuestros símbolos patrios y honrando a nuestros próceres que duermen el sueño del bronce eterno, satisfechos por haber sido hombres de bien, si después deshonramos no sólo su memoria, sino nuestra propia dignidad sintiéndonos enemigos, los unos de los otros.

Patria no es mundial de fútbol ni copa América:

Patria es solidaridad. Especialmente con el que más sufre y menos tiene.

Patria es compromiso con los valores que forjaron nuestra argentinidad; esos valores que sustentaron una pléyade de Hombres con mayúscula.

¡De nada sirve honrar a la bandera si luego nos quedamos con los vueltos en el fango de la corrupción!

De nada sirve cantar a voz en cuello nuestro hermoso Himno Nacional, si luego buscamos nuestro beneficio personal cueste lo que cueste.

Patria es cantar el Himno y honrar a la bandera. Pero también es mucho más que eso.

Patria es respeto al otro. Al vecino. Al desconocido. Al que conduce el otro auto. Al peatón. Al policía. A la maestra de nuestros hijos. A la viejita que cruza. A todos.

Patria es convencimiento: convencimiento de que el bien común está por encima del bien individual.

Patria es trabajo. Es creatividad. Es construcción de un futuro que no veremos, pero que tendrá algo nuestro.

Patria es todo eso y mucho más que eso.

Que hoy, cuando icemos la bandera o la coloquemos en una ventana de nuestras casas, no nos quedemos con la patria chica, la del símbolo. La del signo.

Porque el signo se queda vacío si le quitamos lo significado.

Y lo significado es la gente.

La que fue, a la que debemos reconocimiento, gratitud.

La que está, a la que debemos respeto, solidaridad y afecto.

La que será, a la debemos el compromiso irrenunciable de trabajar sin desmayo, pese a quien le pese, para dejar a las futuras generaciones un país mejor.

Tengan todos un muy feliz y provechoso día de la Independencia.

 

Raúl Llusá