Inicio

Opinión

Teología General

Rutas Argentinas

Filosofía

Teología palotina

Volver a Portada de Cerros del Sur

 
La zona del Cerro Punta Negra, en el Parque Nacional Nahuel Huapi
Por Raúl Llusá (texto y fotos)

Resulta siempre grato poder disponer de días libres enteros para detenerse en determinadas zonas del parque Nahuel Huapi y caminarlas a conciencia, cosa que no siempre estamos en condiciones de hacer, ya que por lo general nos corren los siempre pocos días de los que disponemos, y atravesamos con demasiada prisa lugares que ameritan detenerse y disfrutarlos.

Ciertamente que la zona del Cerro Punta Negra (2166) es uno de estos lugares. Atravesamos este sector del parque cuando vamos desde Laguna Azul a Laguna Ilón, o desde Cerro López, Laguna Negra o Laguna Jakob a Pampa Linda por Laguna Cab, Filo de los Cristales del Cerro Bonete, Laguna Crettón y Laguna Ilón. En marzo de 2007, yo reponiéndome de un episodio de cálculos renales que me impidió acompañar al grupo en su ascensión a la cumbre de Lanín (relatado en otro artículo de Cerros del Sur), decidimos, ya en el viaje de retorno, 

Foto 1

hacer una visita a esta zona, con Matías "Tute" Allende,

Complementaríamos el paseo, que haríamos desde una base en la Laguna Ilón, con un ascenso al Cerro Del Viento (1915), bastante poco visitado siendo que tiene una de las mejores vistas posibles de la cara Este del Cerro Tronador.

Partimos temprano desde Bariloche, atravesando el puente sobre el Río Manso medio a las 10.00 de la mañana. Nos detenemos un rato para ver la construcción del nuevo puente. Llegamos a Pampa Linda y gestiono con la gente del Cámping del CAB dejar allí el auto (que estaba cargado con todas las cosas del viaje). Es un mediodía de calor y tábanos, y cargados con todo lo necesario emprendemos el ascenso a la Laguna Ilón. Llegamos cerca de las cinco de la tarde, ya que paramos mucho para aprovechar las hermosas vistas de un día sin nubes.

 

Foto 2

No hay nadie en los alrededores de la laguna, y armamos la carpa para luego aprovechar el resto de la tarde caminando por el bosque, disfrutando del atardecer sin viento y planificando las excursiones de los dos días siguientes.

En otro artículo comentaré la fácil (pese a la cerrazón del bosque) subida al Cerro del Viento, que hicimos al día siguiente. Ahora me remito a la excursión al Punta Negra.

Foto 3

Foto 4

Temprano, el tercer día, salimos de la carpa y luego de desayunar, y con un mochilín con comida y agua, nos internamos al bosque en dirección al filo oeste del Punta Negra. Mi intención es subir directamente, sorteando la lenga achaparrada, que no es allí demasiado cerrada. Al no llevar mochilas, no se hace pesado, y en aproximadamente una hora llegamos a los pedreros del filo. El día es espléndido, y en poco tiempo llegamos a la base de la Punta Chica (Foto 3). La escalada de la misma parece ser de cuarto grado, pero corta. La vista de la cordillera es espléndida, y Matías saca numerosas fotos (foto 4). Subiendo un poco, dominamos todo el filo oeste y la Punta (Foto 1). Asomándonos hacia el este, vemos la hermosísima y pequeña Laguna Mate Dulce (Foto 2), a la cual bajaríamos más tarde. Recorremos el filo alto, desechando la idea de seguir a la Punta Grande (foto 5).

Foto 5

Foto 6

Decidimos bajar a almorzar a la Laguna, lo que hacemos rápidamente. Nos acompañan distintos pájaros que abundan en la zona. Desde la Punta Grande baja el filo que une al Punta Negra con el Cerro Capitán (1944), desde donde hay maravillosas vistas de la Laguna Azul (foto 6). Este paseo es maravilloso, y muy recomendable para una tarde libre. El filo Punta Negra-Capitán discurre entre el Valle del Aº Victoria (al este) y la sima en la que se encajona la Laguna Frey, al oeste. ¡Cuánto para caminar y recorrer, por aquí, siguiendo el ejemplo del Dr. Christofredo Jakob y sus hijos!

Foto 7

Foto 8

Foto 9

Foto 10

Bajamos pues a la Laguna Mate Dulce donde, luego de recorrer el vallecito rocoso que está al sur (foto 7) almorzamos sándwiches con jugo de manzana (para variar!) (foto 8). El tiempo pasa plácidamente, y me entretengo contemplando y fotografiando la flora altoandina (fotos 11, 12, 13 y 14) pero hay que seguir recorriendo el lugar. Rodeamos un poco la laguna, y luego avanzamos faldeando y sin perder altura (foto 9) hacia el filo oeste, dejando a nuestra derecha el Mallín Ricardo (foto 13), así llamado en recuerdo de Ricardo Jakob, uno de los hijos del Doctor. Desde el filo saco una foto del Tronador, el cerro del Viento y el Mar de Piedras con la laguna Ilón. A mi entender, es esta una de las mejores vistas del Parque (fotos 10 y 15). Comienza a levantarse un poco de viento. Recorremos el filo hacia el sur, hasta el lugar en donde sé que se encuentra la vieja picada que uso siempre para bajar a la Laguna Ilón, picada que pocos conocen y que encontramos muy cerrada, precisamente por ser prácticamente jamás recorrida. De modo que, como aún tenemos unas horas de luz, decidimos con Tute abrirla, para lo cual vamos bajando y "macheteando" como podemos las lengas. El resultado, sin embargo, nos place: la picada ha quedado bien marcada y abierta. Llegamos a eso de las 18.00 al bosque, que tiene una luz muy particular a esa hora. Avanzamos hacia el Papá Manuel, junto al cual está la carpa, y descansamos mientras esperamos la hora de cenar. Otro día maravilloso en nuestras queridas montañas.

Foto 11

Foto 12

Foto 13

Foto 14

Croquis de la zona

Cerros Del Viento, Tronador, Mar de Piedras y la laguna Ilón desde el filo Oeste del Punta Negra (foto 15)