Inicio

Opinión

Teología General

Rutas Argentinas

Filosofía

Teología palotina

Volver a Portada de Cerros del Sur

Expedición al Lanín, Marzo de 2007
Por Federico Pérez Campanelli
El Volcán Lanin

Realizamos esta expedición con Matías Allende, Fernando Reboredo, Federico Brown, alias “Cheibon”, Raúl Llusá, Federico Enriques y yo…

Teníamos planeado realizar la ascensión en tres días… pero por cuestiones grupales lo realizamos en dos días y con una experiencia en la espalda inolvidable…

El punto de partida es en el puesto de guarda parques “Puesto Río Turbio”, allí realizamos nuestro registro, las autorizaciones, chequeo de equipos presentamos nuestro guía… Raúl llusá, el responsable del grupo Federico Brown... ahora si, todo listo, con ganas… con un poco de adrenalina… pero... que entusiasmo... todos para arriba...

El clima se encontraba con anuncio despejado, con frió y poco de viento para ese jueves 15 y el viernes 16 parcialmente nublado, un poco ventoso y frío…

Iniciamos la marcha a través del bosque, una zona de leve pendiente. Nos lleva cerca de 35 minutos llegar a la base del volcán, un gran playón de arena volcánica   un desierto provocado por la infertilidad de sus cenizas; aprovechamos un sector con reparo para hacer una parada, abrigarnos, hidratarnos y realizar un liviano almuerzo… desde allí empezamos a ascender por la “Espina de Pescado”

Fede Brown, "Cheibon"  
A medida que ascendemos el paisaje se torna más rocoso, las pendiente son mayores... el clima comienza a enrarecerse, con fuertes vientos y nubes del oeste empiezan a taparnos... a meterle para que se nos hace de noche… no llegamos… en  ese entonces Raúl el guía… Nos hace seña… hacemos en el medio de la espina de pescado una reunión grupal… Raúl nos dice que le empiezan a molestar las piedritas… no la del camino sino la de los riñones… tenia cálculos… entonces decide bajar… con la responsabilidad de que el equipo de rescate no lo valla a buscar… ya que con sus 35 años en la montaña nunca le paso nada y no quiere que le pase, nos paso parte del equipo, con un hendí en la mano comienza el descenso… para no retrasarnos lo puso como responsable de grupo a Federico Brown y seguimos hacia arriba luego de una hora de caminata salimos de la “Espina de Pescado”, nos desviamos a la derecha, comenzamos el “Camino de Mulas”, un zigzagueante y empinado recorrido de rocas, arena volcánica... la visibilidad se reduce, el panorama es todo blanco…  se largo una lluvia de granizo…

Ya a media tarde alcanzamos el refugio BIM, el más bajo, el que se encuentra a unos 2450 mts. Allí está alojada una patrulla de militares, ahí fue a donde nos encontramos con la pareja israelita y la pareja sueca… nos saludamos, hablamos 2 minutos, Sin demoras a cargar un poco de agua y alcanzar nuestro refugio lo antes posible… el refugio C.AJ.A…

... pero uno propone y la montaña dispone... a la altura de este refugio empezó aun mas fuerte viento... la visibilidad se reduce aun mas, el panorama es todo blanco en momentos se torna todo muy fuerte... es duro... se hace difícil la marcha… pero ya faltaba poco… unos 40 minutos de caminata…

Fueron unos 40 minutos interminables... ya estamos, llegamos, con frío y mojados... pero al fin en el C.A.J.A... Ahora en el refugio las 7:35, al reparo, procuramos entrar en calor. un refugio de chapa amarilla, puestas a dos aguas, no más de 15mts cuadrados, estimado para 10 personas.... al llegar nos encontramos con la pareja de suecos e israelitas que acababa de llegar... ahora éramos 9... luego de cambiarnos, abrigarnos… empezamos a cocinar… en fin.. Mati y Fer empezaron a  derretir hielo para hacer un poco más agua… con esto… se hicieron unos fideos… estaban re calientes… al menos parecía… pero… no era porque estaban recién hechos sino porque cada uno de ellos le puso dos puñaditos de pimienta a la salsa... Laaaaaaaaa ni te cuento… el calor que pasamos jajaja…

¡Pucha que está inclinado, esto!   Llegando a las cascadas de hielo

Después de esto… saque el chocolate y los cereales que tenía preparado para comer… Fede brown alias “Cheibon” saco sus higos disecados y a comer… repartimos un poco y a la bolsa… la ruidosa noche... con 10 º bajo cero afuera… adentro ni te cuento… ahora si el descanso para salir mañana muy muy temprano…

Teníamos que intercalar piernas con cabezas para poder entrar todos... entre patada va y patada viene... el israelita roncaba, yo rezongaba… en fin algo se duerme, se hace la mañana...

... el cielo totalmente despejado, nada de viento, con mucho mucho frió, temperaturas bajas… 3:35 de la mañana empezamos a levantarnos…

… “quien lleva el calentador? Quien lleva esto??”... y así preparándonos para salir… preparando un poco de desayuno… muy poco…, abrigarnos, revisar el equipo.. Ajustar los grampones y ahora si para arriba…

… todo oscuro, con las linternas frontales caminando hacia la nieve… después de 15 minutos de caminata a ponerse los grampones, piqueta en la mano… ahora si en la nieve… sin irnos demasiado a la izquierda ya que estaban las grietas, encaramos…

…salimos en conquista de nuestra cumbre, la del Volcán Lanín... La nieve estaba firme, helada por las bajas temperaturas de la noche, esto nos posibilita un andar rápido y seguro, los grampones trabajan a mil maravillas... hasta que a Mati se le empezaron a salir… con la ayuda de Fer y Fede pudo seguir un tramo mas… de vuelta se le salen… otro tramo y de vuelta… y así un rato largo…

…un resplandor mágico generado por la luminosidad de la luna... una luna creciente... “para arriba chicos vamos que podemos… nos espera un camino largo, duro, un frío amanecer... hay mucho trabajo por delante, mucho esfuerzo, pendientes bruscas con hielos, a veces traidores... pero la cumbre está ahí... está ahí nomás... toda para nosotros”.

 Después de un rato largo de caminata... un pequeño descanso al alcanzar “El Plateau” un sector con menor pendiente a los 3000 mts... hidratarse un poco, recuperar un poco de energía con unas pasas de uva, algunas nueces, dar ánimos y a seguir... a la media hora alcanzamos “La Canaleta” un terrible callejón de nieve y hielo, muy empinado... hay que caminar lo más vertical y recto posible, de esta manera los grampones se clavan bien y uno puede estar y sentirse afirmado... la pendiente por momentos es muy fuerte... esto inevitablemente nos ocasiona algún que otro resbalón...“cheibon” marca el rumbo y el paso, los israelitas y yo caminamos por debajo de el, atrás venían Fer, Mati y Fede.

Piqueteando   En las cascadas

... 7:15, sale el sol... que paisaje... el Volcán Villarrica, está ahí... el Lanín proyecta su sombra de la mañana sobre él, un manto de sombras, todo parece salido de fábulas...con las nubes debajo nuestro parecía una gran pileta de algodón… con ganas de caminar sobre ellas…

…aprovechamos estas primeras luces para hacer otro descanso, estamos al final de “La Canaleta”... estamos todos bastante cansados…pero…

Seguimos la marcha, fuertes pendientes, nieve dura, hielo duro, zigzag a la derecha y a la izquierda... ya estamos sobre el glaciar que cubre eternamente al Lanín... sabemos que falta poco, la cumbre parece estar ahí... nos dicen que estamos viendo “la falsa cumbre”, luego es tan solo media hora más... vamos por la izquierda... bloques de hielo hacen perder el rumbo hacia la cumbre… la encaramos como veníamos sin ir demasiado a la derecha encaramos por la pre cumbre… 30 minutos de caminata y bueno…

Manto de nubes a nuestros pies En las cascadas de hielo

Cumbre... cumbre llegamos a la cumbre… cumbreeee... todo es abajo, lagos, ríos, bosques, montañas, la cordillera... la cadena de fuego del pacífico, al sur el Tronador, el Puntiagudo, al oeste el Villarrica, el Mocho, al norte muchos más..... Nos abrazamos, que emoción sentimos haber hecho esto… la cumbre… una gran cumbre... después de mas de medio año preparando la expedición… brindando con champán… gritando un poco mas… con muchas fotos por encima… la bandera de los sponsors…felices por lograr la cumbre… la vista es incomparable y la sensación indescriptible: uno se encuentra a 3776 metros de altura… logramos la cumbre… Viernes 10:45 de la mañana.

Luego de haber llegado al 1º objetivo… nos esperaba el objetivo final… era el descenso, llegar abajo “con una montaña en la espalda”… sin lamentar ninguna desgracia… y así fue… que llegamos a campamento base este mismo día a las 18:13Hs felices, una atardecer muy lindo, extraordinaria es la inmensa sombra que va generando el Lanín con la caída del sol... y así fue nuestra experiencia en el Lanín…