Inicio

Opinión

Teología General

Rutas Argentinas

Filosofía

Teología palotina

Volver a Portada de Cerros del Sur

Jakob-Punta Tres Valles-CAB-Filo de los Cristales-Crettón-Ilón-Pampa Linda, marzo de 2003
Por Raúl Llusá

Laguna Ilón, Cerro Tronador, Paso de la Marca, Cerro Mar de Piedras, Cerro Constitución

Marzo de 2003. Participamos de esta hermosa excursión Sebastián Victoriano, Fernando Catán, Sebastián Di Silvestro y el informante.

 

Nos encontramos cerca del mediodía en donde comienza el camino que llevaba al antiguo Tambo Baez, en la Ruta 79. El sol pega duro, y avanzamos rápido con la idea de disfrutar unas horas en la Laguna Jacob. Recorremos la picada sin inconvenientes, almorzando en el bosque de Lengas que se encuentra al pié del Caracol. Superado el caracol, nos dejamos tentar por el piletón que se forma bajo la cascada del Aº      Casa de Piedra, en donde nos quedamos un buen rato. Luego seguimos subiendo hasta el Refugio, que estaba con poca gente (estamos en Marzo), donde consumimos un par de horas hasta que, ya atardeciendo, subimos a la Laguna Témpanos donde armamos el primer campamento, y cenamos Salchichas de Viena con Puré.

A la mañana siguiente el tiempo continúa muy bueno. Desde la Laguna de los Témpanos, donde habíamos pernoctado, comenzamos a subir la ladera N del Schweizer, por pedreros, hasta alcanzar la canaleta bien visible que atraviesa una especie de zócalo que divide los pedreros inferiores de los superiores. Superada la canaleta, bastante húmeda, recorremos el pedrero superior ascendiendo en dirección O hasta un contrafuerte que baja desde el filo cumbrero. Por el contrafuerte alcanzamos el filo, desde donde contemplamos la ruta a seguir. El Cº Schweizer cae abruptamente hacia el sur, primero por una ladera rocosa bastante inclinada, y luego un precipicio al Alto Valle del Casalata. Descendemos unos 15 metros y luego faldeamos hacia el O, debiendo atravesar un tramo de nieve inclinada y muy dura, que nos hizo tomar muchas precauciones. Una caída aquí nos hubiera llevado directamente al precipicio sobre el Casalata Superior. Aquí hubiese sido necesario contar con soga y piquetas. Superada la dificultad, alcanzamos el filo que separa el Valle superior del Casalata del Valle del Aº La Chata.

Acampando en el Filo Cuernos del Diablo-Cab

 Laguna Jujuy

Nos quedamos aquí un rato contemplando posibilidades para excursiones futuras, y luego proseguimos en dirección a la punta Tres Valles, hacia el O. Antes tengo que bajar un centenar de metros para recuperar la bolsa de dormir de Seba Victoriano, que se había salido de la mochila y emprendió un alegre y danzarín viaje cuesta abajo. Llegamos a la Punta Tres Valles (Casalata, Claro, Chata) que es una cumbrecita en la prolongación del filo del Cuernos del Diablo. Hacia el O, abajo, el Valle del Aº Claro. Un largo faldeo en dirección NNO nos permite pasar a la ladera O del largo filo que avanza hacia el Cº CAB. Por este faldeo seguimos en dirección NNO y pronto encontramos, por suerte, un minúsculo chorrillo que nos permite llenar nuestras botellas con agua. Cabe decir que en esta época el agua no abunda en los filos, por lo que hay que tomar precauciones. Como la tarde avanza, y estamos cansados, buscamos un lugar más o menos plano y armamos las carpas. Cenamos y nos vamos a dormir.

El día siguiente amanece espléndido, y luego de desayunar y desarmar el campamento, seguimos faldeando hasta alcanzar un pequeño anfiteatro al S del cerro CAB, en el que hay un mallín que es nacimiento de uno de los afluentes del Claro. Subimos fácilmente al Cº CAB, desde donde vemos, abajo y al NE, la pequeña pero hermosa Laguna Cab. Resistimos a la tentación de bajar hasta ella, y buscamos la mejor manera de descender por pedrero hacia el Mallín Divisorio de los Valles Uhueco y Claro, que se encuentra abajo y al O. Por suerte el mallín está bastante seco, y esquivando los pozones de agua estancada nos acercamos rápidamente al Filo de los Cristales, prolongación N del Cerro Bonete. Para alcanzar el filo hay dos opciones, representadas por sendos contrafuertes que bajan desde lo alto del Filo al Mallín Divisorio. Uno al N y otro al S. Cualquiera de los dos permite llegar a la parte alta del filo. Nosotros optamos por el contrafuerte N, y en unos 40 minutos llegamos al filo propiamente dicho, desde donde tenemos una vista maravillosa de los cerros del O: el Capitán, el Tronador, el Osorno, el Puntiagudo. Al S, el Bonete y el característico cerro Cumpleaños, que se yergue solitario al E del filo N del Bonete. Después de descansar un rato, comenzamos el descenso en dirección SO hacia el Valle que comienza al N de la Laguna Crettón. El descenso es algo incómodo por la presencia de arenisca y rocalla muy suelta. Llegamos por fin al Valle, en la zona de acampe junto a una pequeña lagunita alimentada por una bonita cascada donde mis compañeros se refrescan. El lugar es hermoso y decidimos acampar.

Al día siguiente subimos por la picadita hasta la cercana laguna Crettón, en una mañana fría pero hermosa. Luego de recorrer el lugar, subimos por roca aborregada en dirección O hasta el filo que encierra por el N la laguna Azul, que vemos allá abajo con su hermoso color característico. Bajamos siempre avanzando hacia el O hasta alcanzar la pequeña Laguna Jujuy, que rodeamos en sentido horario para comenzar a subir por un canaletón de pedrero, en dirección SO, hasta lo alto del filo Punta Negra-Capitán.

Laguna Crettón En la laguna Ilón

Una vez en el filo vemos, hacia el NNO, la lagunita Mate Dulce, a la cual llegamos luego de descender por un pedrero de piedras muy sueltas. En el desagüe de esta lagunita almorzamos y disfrutamos del bonito lugar, dominado por un anfiteatro, hacia el S, coronado con las torres del Punta Negra. Cargamos nuevamente las mochilas y faldeamos sin perder altura hacia el O hasta el filo NO del Punta Negra. Desde aquí, a mi humilde juicio, se observa una de las vistas más hermosas del Parque Nahuel Huapi: hacia el O, abajo, la laguna Ilon en toda su extensión, enmarcada al O por los cerros Del Viento (al SO y Mar de Piedras (NO). Entre ellos, el Paso de la Marca, y más atrás toda la imponencia del Tronador, con sus cuatro glaciares argentinos que son, de S a N, el Manso (con su Ventisquero Negro al pie); Castaño Overa, Alerce y Frías. Al NO de la Laguna Ilón, el Cerro Constitución. Y al E de nuestro punto, más abajo, el Mallín Ricardo. Después de un silencioso rato de contemplación, avanzamos por el cómodo filo en dirección NNO, hasta que el filo termina, unos cientos de metros más adelante, y allí buscamos la casi invisible picada que, con un poco de suerte, lleva al bosque alto que rodea a la Laguna Ilón. La suerte nos acompaña y recorremos la picadita (que años más tarde reabriremos con Matías Allende) y en poco tiempo llegamos a la Laguna, en donde nos zambullimos con placer para combatir el calor. Un rato más tarde cargamos las mochilas y comenzamos a recorrer el Valle en dirección S, para tomar la picada que desciende abrupta por la falda S del Cerro del Viento S, y que luego de atravesar la pequeña represita nos deja junto al Aº Castaño Overa, que aquí es casi un río, el que atravesamos por el lugar de siempre para estar en pocos minutos más en Pampa Linda. Allí dejamos a los Chiguay una campera que habíamos encontrado en la picada, y que seguramente habría perdido algún excursionista en los últimos días, ya que estaba en buen estado. En el micro de las 17.00, volvemos a Bariloche, contentos de haber hecho una excursión hermosa.

Laguna Ilón y Cerro del Viento

Perdón que tengo pocas fotos de esta excursión!