Inicio

Opinión

Teología General

Rutas Argentinas

Filosofía

Teología palotina

Volver a Portada de Cerros del Sur

 

"Cerros del Sur" felicita a Seba Machicote por haber logrado esta cumbre tan querida para los argentinos, y que fuera intentada sin éxito por muchos de los montañistas de Turdera surgidos del IVP o del CAS. Estamos seguros de que todos ellos (y también todos los demás, los que nunca intentamos el Aconcagua) fuimos llevados un poco a lomo de corazón por Seba.

Esperamos nuevas conquistas, nuevos relatos, tanto de Seba como de mucha de nuestra gente que anda por ahí subiendo montañas, traveseando, haciendo altura o lo que fuere. Al fin y al cabo, y cada quien a su manera y según sus posibilidades, todos amamos la montaña y su entorno, y las sensaciones que nos despiertan en lo más profundo del alma las ascenciones a las cumbres.

Sabemos, lógicamente, que lo esencial es estar ahí.

¡Muy bien, Seba!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Expedición a la cumbre del Cº Aconcagua (6962) Enero de 2008

Día 9 de Enero: Partimos a plaza de mulas a las 9 de la mañana con más 20 kg. (pesados oportunamente) atravesamos la playa ancha, que realmente es interminable….pero el paisaje recompensa, a nuestra derecha vamos circunvalando el  cerro, y nos deja una hermosa vista del cerro Pirámide, lugar donde, Fernando Pierobon entre otros, encontraron el 8 de Enero de 1985 un fardo funerario incaico mientras trataban  de alcanzar la cima por una ruta diferente, pasando por el Pirámide (foto 6). Una vez concluida la playa ancha, se atraviesa el inmenso bloque errático llamado piedra Ibañez, y da lugar a la cuesta brava, aquí se comienza a ganar altura, para dar lugar al fin del valle Horcones Superior y, al campamento Plaza de Mulas  a 4200 m.s.n.m. Algo que me llamó la atención considerablemente, que por fotografías se anula la perspectiva, es la inmensidad de la pared norte desde el campamento base (foto 7).

 

Día 10 de Enero: Este día lo destinamos a aclimatación y a ordenar todo el equipo (fue porteado con mulas oportunamente  todo el alimento para 18 días de expedición y botas dobles), lo restante fue ascendido a través de la aproximación.

Por Sebastián Machicote (texto y fotos)

 

La expedición comenzó el 2 de enero de 2008, en la estación de retiro, aproximadamente a las 20 hs.

Partimos a la Ciudad de Mendoza, en un bus bastante austero pero que cumplió su objetivo de dejarnos en la terminal mendocina a las 9 de la mañana aproximadamente. Los dos días siguientes fueron dedicados a la obtención del permiso (el precio del permiso de ascenso es de $300 para argentinos y u$s 300 para extrajeros). El día 5 de Enero, partimos con Alcides Massa  en

Foto 1

bus a Penitentes, cada uno con

un petate de 38 kg. Pesados oportunamente.

Una vez instalados en un hostel, despachamos por INKA expediciones (se consiguen precios mejores de mulas, pero esta empresa esta manejando muy bien el tema en el parque provincial, y debido al monto que enviamos  en equipo preferimos no mezquinar). A la mañana siguiente partimos en una camioneta de la empresa antes citada hacia Horcones, donde por fin se puede dilucidar la pared sur del cerro (Foto 1) y realizar los tramites en Parques Nacionales: admisión de permisos, papeles, D.N.I y bolsas de residuos numerada para ser entregada a la autoridad al regreso de la expedición.... en sí…burocracia Argentina.

Una vez realizado el trámite, comienza propiamente la expedición:

Día 6 de enero: Partimos por un sendero muy marcado al costado de Guardaparques, donde hay un mirador, luego se pasa por la famosa laguna Horcones, con sus dos patitos para las fotografías de turistas que acceden en vehículo…de ahí en más continua el sendero, pero ya cambia la mirada del que transita, se cruza el famoso puente construido sobre el río horcones (foto 2),   se cierra en una quebrada que te deja ya en el valle de Horcones, y cuestión perceptiva o no se empieza a sentir la grandeza de la Cordillera Principal. El sendero siempre Zigzaguea por el margen geográfico izquierdo del río antes mencionado, y al cabo

de 3 horas aproximadamente se llega a

Foto 2

campamento Confluencia (3380 m.s.n.m) al pie del cerro almacenes, donde sus pliegues y estratos geológicos muestran la importante actividad tectónica del lugar (Foto 3).

Día 7 de Enero: La jornada comienza temprano, se destina este día como aclimatación, visitando la pared sur , en el  valle de Horcones Inferior alcanzando la cota de los 4000 mts, para luego bajar a confluencia y dormir la segunda noche allí.

El camino parte de confluencia, y tras 8 horas de Trekking se llega al campamento base de la pared sur, que obviamente estaba habitado por el viento. La inmensidad de dicha pared es inconmensurable, y hace pensar la hazaña realizada en 1954 por franceses en dicha pared.

(Fotos 4 y 5).

 Día 8 de Enero: El tercer día fue destinado a descanso debido a que, la jornada anterior fue un tanto agotadora por la elevada temperatura, lo cual nos dejó a ambos insolados y por ende algo deshidratados. Teniendo en cuenta que la aproximación es larga, no tiene sentido alguno “quemarnos” a 3000 metros, sabiendo que espera lo más arduo.

Foto 3

Foto 4

Día 9 de Enero: Partimos a plaza de mulas a las 9 de la mañana con más 20 kg. (pesados oportunamente) atravesamos la playa ancha, que realmente es interminable….pero el paisaje recompensa, a nuestra derecha vamos circunvalando el  cerro, y nos deja una hermosa vista del cerro Pirámide, lugar donde, Fernando Pierobon entre otros, encontraron el 8 de Enero de 1985 un fardo funerario incaico mientras trataban  de alcanzar la cima por una ruta diferente, pasando por el Pirámide (foto 6). Una vez concluida la playa ancha, se atraviesa el inmenso bloque errático llamado piedra Ibañez, y da lugar a la cuesta brava, aquí se comienza a ganar altura, para dar lugar al fin del valle Horcones Superior y, al campamento Plaza de Mulas  a 4200 m.s.n.m. Algo que me llamó la atención considerablemente, que por fotografías se anula la perspectiva, es la inmensidad de la pared norte desde el campamento base (foto 7).

Día 10 de Enero: Este día lo destinamos a aclimatación y a ordenar todo el equipo (fue porteado con mulas oportunamente  todo el alimento para 18 días de expedición y botas dobles), lo restante fue ascendido a través de la aproximación.

Foto 5

Foto 6

Día 11 de  Enero: Este día comenzó con muchas ganas, pero poca aclimatación. Nos dirigimos por el sendero que lleva al Hotel Plaza de Mulas, y de allí hicimos cumbre en el Cº Bonete de 5000 m.s.n.m para ir “probándonos” en la altura.

Ese día cumplía años Alcides, y lo festejamos con guías amigos de Inka y del CABA en el campamento base. Lo mas llamativo, fue compartir en un domo de Inka, la presencia de Juanito Oiarzabal (sexta persona en haber escalado los catorce ochomil, teniendo mas de veinte en su haber) y Fernando Garrido (español que permaneció 61 días en la cumbre!!!). Increíble.

Día 12 de Enero: Día de descanso.

Día 13 de enero: Porteo de alimentos a Plaza Canadá 4800 m.s.n.m, para alivianar el día propiamente de ascenso. Debido a que no teníamos servicios de porteadores, cocina, una sola tienda y uso de instalaciones en campamento base (solo letrinas), la única alternativa fue realizar pocos porteos y tratar de encontrar una “ventana” de buen tiempo meteorológico y asi meternos en el cerro  de la forma más alpina posible.

A media tarde volvimos al campamento base.

Foto 7

Foto 8

Foto 9

Foto 10

Día 14 de enero: Descanso en Plaza de Mulas.

Día 15 de Enero: Salida a Plaza Canadá. La ruta es obvia y muy caminada, Semáforo, Piedras Cornwall y Plaza Canadá. Armamos la tienda en el lugar disponible, y cenamos temprano. Una noche espectacular, con muy poco frío y un tiempo meteorológico excelente. (Foto 8).

Día 16 de enero: Salimos a media mañana a Nido de Cóndor, sin viento, pero mucha gente subiendo. El 99% extranjeros.

La llegada a Nido fue larga por el peso que llevábamos, pero a media tarde arribamos, armamos tienda, y a derretir nieve. Hidratamos té y jugos hasta cansarnos, cenamos y ya se empezaba a sentir la altura, aproximadamente a 5400 m.s.n.m (las alturas son oficiales, puede que existan metros de error, pero el GPS se usó poco y nada, ya que la orientación no es un impedimento en un cerro tan caminado). (foto 9)

Día 17 de Enero: Salimos, como siempre a media mañana y la llegada a Plaza Cólera me costo bastante, ya que la noche anterior dormí poco, y con dolores de cabeza típicos de la altura (que todos se fueron con aspirinas, aunque a modo de profilaxis llevamos Acetazolamida y Dexametasona, que gracias a dios pudimos prescindir.

Decidimos dormir en Plaza cólera a 5900 m.s.n.m como recomendación de amigos que trabajan en el cerro, debido a su limpieza y además por estar menos congestionado que Berlín.

La llegada fue complicada, ya había mucho viento, y sumado a la altura fue totalmente penoso el armado de la tienda. Durante esa noche, no dormimos por el viento ya que era muy fuerte (se rompieron  varias tiendas esa noche).

El viento, era augurio de no “tirar” cumbre al día siguiente, pero la altura no ayudaba demasiado para quedarse un día entero a esa altura.

Día 18 de enero: Decidimos, esperar una “ventana” para subir, pero como precio tuvimos el hornillo prendido casi 24 derritiendo, ya que los dolores de cabeza nos estaban recordando la altura a la que estábamos.

Fue bastante duro esperar un día sin salir de la tienda, y solo bebiendo. El pronóstico vía VHF nos confirmó vientos de 40 km/h, óptimos para la cumbre. (foto 10).

Foto 11

Foto 12

Foto 13

Foto 14:¡Cumbre!

Día 19 de enero: Nos levantamos a las 4 am, y lo que no debía pasar ocurrió, el MSR no funcionaba. Síntesis, un litro de bebida para cada uno (absolutamente nada para una jornada de mas de 12 hs).

Salimos, a las 6 am, apenas amaneciendo. La siguiente foto muestra la grandiosa silueta del Aconcagua, al amanecer sobre el horizonte (foto 11).

Se asciende mediante caracoles, llegando al “refugio” Independencia, íntegramente destruido (foto 12).

Se continúa ya con grampones por el nevero que se ve en fotografía anterior, se alcanza ese filo, y se ve una travesía bastante extensa, que lleva a una formación rocosa llamada “la cueva”. Ahí mismo, es el lugar, para evaluar si se sigue o no, no por las fuerzas presentes sino por las futuras, necesarias para el descenso.

La canaleta, es simple, pero la altura se encarga de jugar: pan y queso, un paso y otro respiro. Al cabo de un tiempo que ni recuerdo, salís al filo del Guanaco (foto 13), y eso motiva lo suficiente para, mediante una trepada por roca muy simple me haya dejado en la cumbre norte a las 15Hs aproximadamente del 19 de enero de  2008. La temperatura era de -22ºC.

Los adjetivos no alcanzan para describir lo que se contempla casi a 7000 metros. Se ve Absolutamente todo. Media hora de cumbre, bastó para recordar que abajo se respira mejor.

De ahí en más, Plaza Cólera, Plaza de Mulas y Horcones. El 22 de enero llegamos a Mendoza Capital.

Cabe destacar que el Cerro Aconcagua, ruta Noroeste o ruta normal es una vía sin sobresaltos técnicos, pero la autonomía de servicios sumado a la altura hacen del mismo un desgaste importante, no solo físico.

 

Texto y fotos: Sebastián Machicote